Pequeños Pasos

AGUSTÍN SERRATE, ASAPME Y HOSPITAL DE DÍA DE PSIQUIATRÍA Ayuntamiento, Ayerbe 1 - 30 NOVIEMBRE

Mostrar sin pretensiones, en formatos efímeros. Dejamos la solemnidad del óleo y la pretendida trascendencia del acrílico: el proyecto de un boceto; un guijarro moldeado en la arena. Cualquier soporte que nos contenga, que nos sublime. Para grandes expectativas, pequeños objetivos.

Mi historia en la corteza desprendida de un árbol sin anillos. El cuerpo desde el edificio de la piel hasta las vísceras de mi casa. El retrato, la representación de uno mismo por integración de identidades. AUTOREFLEXIÓN, desarrollar la creatividad para vivir. AUTOESTIMA, con ello se alimenta la decisión. INTELIGENCIA y EJECUCIÓN: El cambio. Desde mi nido se crea el paisaje. Se transforman las tormentas en un devenir de agua sin contención. Desaparecen y mueren los ríos. Un tejado, una fachada, puertas y ventanas, elementos que nos diferencian.

Toda casa contiene un río donde bailo desnudo. Estancias, escaleras, túneles que me confunden. Me pierdo en otras casas y también en la mía, donde nace el fantasma de la oscuridad y el Delirio. El agua es un contenedor de emociones donde los náufragos descubren el valor de lo importante. El animal nos acerca con el tacto a la ternura de las caricias y el aislamiento de la supervivencia. El árbol soy yo. En el espacio sobrevivimos, en cada esquina del papel, en las líneas de la mano que son surcos para recorrer solos.